Las tarjetas de blíster, o blíster cards, son una solución fantástica para presentar tus productos al mercado. Su sencillo pero eficaz concepto no está exento de practicidad. Nos referimos a una cartulina impresa que se pega mediante un adhesivo a una hoja de plástico termoformado. Juntos ayudan a resguardar el producto mientras se transporta y expone en cualquier tienda.

Sin embargo, su óptima elaboración depende de responderse algunas preguntas. ¿Qué aspectos deben tomarse en cuenta?

Uno de los factores que influye es el tamaño o tipo de producto, ya que repercute en el diseño de la cartulina. Pregúntate pensando en el artículo, ¿qué dimensiones debe tener? ¿cuántas unidades deseas agrupar? ¿qué tanta visibilidad debe tener el producto al consumidor? Según los requerimientos del producto, puede determinarse su diseño y acabados.

Acorde a las características se escogerá la tinta mejor adecuada para el proyecto. De esta manera evitamos variaciones de color indeseadas o una impresión con defectos. La selección y experiencia del proveedor marcará la diferencia entre un producto ejemplar y uno mal hecho.

Blíster cards: información y promoción de tu producto

La versatilidad del blíster card es tal que puede aplicarse a ítems tan pequeños como una batería de reloj hasta productos de mayor tamaño. Así se puede resguardar y promocionar con mucha seguridad una amplia variedad de insumos y consumibles.

Con un frente de plástico, el blíster permite a los consumidores ver el producto antes de comprarlo. Le asegura que la cantidad contenida es la anunciada y que todas las piezas están contabilizadas. Aunque los clientes pueden ver claramente el interior, no pueden palparlo, lo que ayuda a mantener su producto protegido contra robo o manipulación.

Aunque, ¿cómo informar al consumidor las características del producto? La tarjeta del blíster juega allí un rol fundamental. El diseño y uso de colores en la cartulina facilitará a tu público objetivo identificar variables entre una línea de productos o resaltarlo de la misma competencia.

Igualmente, puedes incluir en una blíster card información de interés. Por ejemplo, identidad corporativa, nombre del producto, línea comercial, peso, cantidad de unidades que almacena el blíster, entre otros detalles.

Estas tarjetas blíster pueden ser individuales, pero también se pueden usar en otras variaciones, como la combinación de tarjeta frontal y posterior, o la tarjeta plegable. Los espacios adicionales son ideales para incluir información extra como modo de empleo, precauciones, ingredientes, contacto, redes sociales, y mucho más.

¿Qué tipos de productos suelen utilizar blíster cards?

Hay muchísimas aplicaciones en el mercado actual, pero te reunimos algunos de los principales sectores industriales y comerciales:

  • Productos cosméticos.
  • Productos de cuidado personal (cepillos de dientes e hilo dental).
  • Alimentos dulces o salados.
  • Artículos de uso doméstico (cocina, jardinería, ferretería, limpieza).
  • Productos de electrónica y tecnología.
  • Suministros de oficina y papelería.
  • Piezas o implementos automotrices.

blister card en cepillos de dientesEn Litotec elaboramos blíster cards impresas y cubiertas con barnices especiales, que reaccionan ante el calor. De esta manera, se logra un sellado térmico a una bandeja blíster de PVC, PET o Poliestireno, lo que permite contener tus productos.

Nuestro personal cuenta con una amplia experiencia para dar a nuestros clientes, blíster cards elaboradas en cartulina acordes a sus requerimientos.

Para conocer las distintas opciones para empaques puedes contactarnos vía Whatsapp o a través de una cotización vía correo electrónico. A la brevedad posible nuestros expertos atenderán tu solicitud.

También síguenos en nuestras cuentas de Facebook, Linkedin e Instagram. Publicamos contenido de valor referente a la industria gráfica y servicios de Litotec todas las semanas.

Lista de Deseos 0
0