Las marcas utilizan la psicología del color a través de su empaque para atraer a su público objetivo y lograr vender sus productos. Colores como naranja, amarillo, gris y café se asocian con la idea de algo económico, por lo que suelen ser los menos elegidos en las encuestas; sin embargo, cuando estos colores se combinan con otros elementos, como caricaturas u otros colores, pueden ser de gran atractivo, especialmente, para los jóvenes. Un ejemplo son los paquetes de papas que tanto atraen a los niños.

El diseño de un empaque con colores únicos se utiliza para generar una identidad propia para las marcas, de modo que sus clientes se identifiquen con ellas y sigan prefiriéndolas.

Pero también el uso de colores puede alejar al usuario de ciertos productos. En Australia se utilizó el color opaque couché para las cajetillas de cigarrillos (este color se conoce como el más feo del mundo) y se acompañó con imágenes impactantes de los nocivos efectos en la salud que trae el consumo de tabaco. Durante el año en que se implementó esta medida, se descubrió que los consumidores asociaban el color del paquete con muerte, heces de bebé y alquitrán.

¿Por qué es importante el color de los empaques?

Utilizar adecuadamente los colores puede ayudar a tener más ventas y generar una conexión más profunda con nuestros clientes.

¿Se puede afirmar que el color es capital de una marca?

Adrián Fernández, vicepresidente de PantoneLIVE, aseguró en una conferencia de prensa que “la importancia del color se ha acrecentado aún más, particularmente, para marcas premium, en la mayoría de las categorías de productos masivos. En estos casos, el color es parte inseparable y definitiva de la marca, y esto implica mantener exactitud y uniformidad de ese capital en el empaque, medios impresos y pantallas digitales”.

Además, destacó que “más que la convergencia, ve una fragmentación que desafía al gerente de marca y a sus aliados líderes de empaque a representar el capital que representa el color en todas sus manifestaciones posibles, reforzando la imagen de marca. El rojo de Coca-Cola tiene que ser el mismo en etiquetas y latas, en máquinas expendedoras, en carteles publicitarios digitales en autopistas, en vasos desechables en un estadio de fútbol; si no, no es Coca-Cola”.

¿Cuáles son las funciones del color del empaque?

El color del empaque tiene múltiples funciones: primero, ayuda al consumidor a identificar su marca predilecta en los anaqueles del supermercado; segundo, le da confianza a ese consumidor de estar comprando un medicamento genuino, y tercero, denota la calidad de su contenido. Según los expertos, nadie quiere comprar un producto con el envase decolorado o dañado.

¿Cuáles son los colores más utilizados y qué significan?

Rojo: un color que evoca emociones fuertes porque incrementa el ritmo cardiaco, crea un sentido de urgencia, de intensidad, apetito y pasión. Se utiliza para crear compras por impulso, estimular el apetito y potenciar las ventas. El rojo es el primer color que los recién nacidos pueden ver, y cuando se le pide a alguien que pronuncie el primer color que le venga a la mente, casi siempre dice ‘rojo’.

El rojo también agrada a hombres y mujeres en la misma proporción. Solo al 4% de la población le desagrada.

El hecho de que la mayoría de personas responda de manera espontánea ‘rojo’ no se relaciona en nada con las preferencias, sino lo que demuestra es que usamos la palabra ‘rojo’ como sinónimo de ‘color’.

Amarillo: un color que causa fatiga y tensión en los ojos, estimula los procesos mentales y el sistema nervioso central; representa el optimismo y la juventud, por lo que se utiliza para atraer la atención en vitrinas, pero nunca se usa en muros completos. Puede ser utilizado en el empaque para dar mensajes de alerta o atraer la atención hacia puntos especiales.

Es el color de la contradicción. El favorito del 6% de la población. Lo prefieren más los adultos que los jóvenes. El 7% de la población desprecia el amarillo. Este color está presente en experiencias y símbolos relacionados con el sol, la luz y el oro. Entonces, ¿por qué es tan poco apreciado? Porque ningún otro color es tan poco estable como el amarillo: una sola pizca de rojo lo convierte en naranja; una pizca de azul, en verde, y un poco de negro lo ensucia y ahoga. El amarillo es el color del optimismo, pero también del enojo, la mentira y la envidia. Es el color del entretenimiento, pero también es el color de la traición.

Azul: se asocia inconscientemente con la paz y el agua porque representa calma y serenidad. Es un color que incrementa la productividad y disminuye el apetito, además es el preferido por los hombres y crea la sensación de seguridad y confianza en la marca. No hay ningún sentimiento negativo en el que domine el azul. De ahí que sea el color más aceptado.

Blanco: solo el 2% de la población considera al blanco como su color favorito y el 2% de los hombres y las mujeres lo desprecian. Como el color de la luz, el blanco no es propiamente un color, y a diferencia del negro, no puede obtenerse mezclando los colores.

Ningún otro color en el mundo se produce en cantidades tan grandes como el blanco. Para todos los pintores, es el color más importante y siempre lo tienen en sus paletas, incluso en tonos distintos. Por lo que se refiere al simbolismo, el blanco definitivamente es un color. Lo que es blanco no es incoloro.

Al blanco asociamos sentimientos y cualidades que nunca relacionaríamos con otros colores, como el comienzo y lo nuevo. El comienzo es blanco.

Naranja: un color para representar a una marca amigable, alegre y confiable, pues refleja emoción, entusiasmo y calidez; ideal para productos para gente más joven.

Verde: se relaciona con la salud, la tranquilidad, el dinero y la búsqueda de lo natural.

Violeta: el color favorito de los productos de belleza o antiedad. Denota riqueza, éxito, sabiduría, belleza y genera tranquilidad.

Los colores y los sentimientos no se combinan de manera accidental, sus asociaciones no son cuestiones de gusto, sino experiencias universales profundamente enraizadas desde la infancia en nuestro lenguaje y en nuestro pensamiento.

Leave a comment

Lista de Deseos 0
0